Como tener un parto sin miedo

Durante un largo período se produjo un gran contraste entre algunos médicos que se resistían a administrar anestesia durante el parto, con la excelente aceptación y entusiasmo manifestado por infinidad de pacientes obstétricas. De esta manera, existía un a favor de la anestesia para el parto validado por dos eminentes catedráticos. Uno de ellos era el filosofo del siglo XIX, John Stuart Mill, quien se expresaba de la siguiente manera: “Los procesos dolorosos de la naturaleza promulgan el bien con el sólo fin de incitar a las criaturas racionales a reaccionar y luchar en contra de ellas”.

Por otro lado, también apoyaba el uso de la anestesia en los partos, el catedrático James Young Simpson, quien auguraba que toda la soiedad terminaría aceptando la anestesia obstétrica. Así se refirió:

“Los médicos se pueden oponer por un tiempo al la introducción de la anestesia en el parto, pero ellos se oponen en vano; seguramente nuestras pacientes nos forzaran a usarla en contra de nuestra profesion. La cuestión es de tiempo”.

Así fue como el vaticinio del catedrático se hizo realidad en los años que siguieron y la época de la anestesia obstétrica comenzó a prosperar.
El quiebre del conflicto lo marca el cambio en la actitud pública que se fue generando a favor de la anestesia obstétrica.

A partir de allí, se modificarían los hábitos sociales que se habían establecido hace varios siglos. Por consiguiente, la anestesia fue utilizándose cada vez más para controlar el dolor producido durante el parto.

Incluso el descenso de la mortalidad y morbilidad tanto en madres e hijos fue atribuida, en gran parte, a la ausencia de dolor. De esta manera, el obstetra o la partera podían trabajar más tranquilos durante partos complicados.

El parto produce un dolor severo en un gran numero de mujeres. No hay otra circunstancia donde sea considerado aceptable que una persona padezca dolor, además de una intervención segura, mientras sea supervisada por un medico.

El hecho de que la madre lo pida es suficiente justificación para el alivio del dolor durante el parto.” El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos presenta su punto de vista ante este tema de esta manera.

De un tiempo a esta parte, la anestesia obstétrica se fue consolidando como una alternativa segura para todas aquellas mujeres que procuran evitar el dolor durante el parto.

Esto fue posible, gracias al la dedicación y gran empeños que brindaron los médicos, las compañías farmacéuticas, los investigadores y toda la sociedad profesional, que trabajaron conjuntamente para transformar al parto en una experiencia agradable.Visite:

comotenerunpartosindolor.com

DESCARGA TU REPORTE GRATIS

"Como quedar embarazada naturalmente y rápido": Ingresa tus Datos

Respetamos tu privacidad, tus datos no serán compartidos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *